1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

¿Conviene comprar el pasaje aéreo por internet o en una agencia de viajes?

Viernes 22 de Enero de 2010 02:33

Como su nombre lo indica, tradicionalmente las “agencias de viajes” se desempeñaban como agentes de las líneas aéreas, haciendo de nexo entre éstas y los pasajeros. Por supuesto, por su trabajo recibían una comisión sobre las ventas, y a veces -dependiendo del volumen de la operación- incluso una "sobre-comisión". Sin dudas, el margen de ganancia de las agencias de viajes por ventas de pasajes aéreos fue –al menos durante esas épocas- muy superior al de las propias líneas aéreas. Es por ello que, aunque a mediados de la década del 70 aparecieron los primeros “sistemas computarizados de reservas” (SCR), que luego serían denominados “sistemas de distribución global” (SDG), los modelos tradicionales de comercialización de pasajes aéreos resultaban extremadamente costosos e ineficientes para las aerolíneas. Ello fue así a tal punto que los mismos llegaron a constituirse -después del combustible y el personal – en el costo fijo más elevado que las empresas debían sufrir: en la década del '90 cada billete vendido por una línea aérea -ya sea en forma directa o a través de una agencia de viajes-, tenía un costo de distribución que oscilaba entre US$ 10 y US$ 15, con independencia del precio de la tarifa.

Esta situación cambió completamente a partir de la irrupción y, sobre todo, de la masificación de internet. Bien pronto las aerolíneas comenzaron a armar sus propios sitios webs y a desarrollar toda una estrategia de comercialización de sus pasajes aéreos a través de este medio. Cada vez más y más, las empresas aéreas fueron perdiendo su dependencia de las agencias de viajes como el "gran medio" para llegar a los usuarios particulares. Hoy en día prácticamente todo viajero ha ingresado al menos una vez en el sitio web de alguna aerolínea en busca de pasajes aéreos, precios, ofertas, información, etc. Es innegable que este proceso de “desintermediación” entre la aerolínea y el público usuario ha provocado que muchas de las tradicionales agencias de viajes -especialmente las de pequeña envergadura- se hayan visto afectadas hasta el punto de desaparecer. No obstante, la por algunos vaticinada defunción y extinción total de estas agencias no se ha concretado, y muchas han logrado sobrevivir, reestructurándose y adaptándose  a los nuevos tiempos, aunque ya no reciben comisiones de las aerolíneas por sus ventas, y su ganancia depende casi exclusivamente del cargo que cobran al usuario.

Es por ello que hoy subsiste una pregunta que se repite a diario: ¿conviene comprar el pasaje aéreo directamente en el sitio web de la aerolínea o continuar acudiendo a una agencia de viajes para ello? Para evaluar correctamente la situación corresponde considerar cuáles son las ventajas distintivas que cada sistema ofrece.

1. Compras online.

El sistema de compra de pasajes aéreos y contratación de viajes y servicios por internet presenta las siguientes ventajas.

1.1 "Shopping automático"
Mediante el uso de internet, usted tiene una ventaja única a su alcance: puede efectuar simultáneamente la comparación entre las diversas tarifas, ofertas y promociones existentes entre las diversas líneas aéreas. La posibilidad de ver en tiempo real cuál es la tarifa más barata entre los diversos competidores mediante el simple accionar del "mouse" de la computadora es el sueño de todo usuario hecho realidad. Ello le también permite seguir las diferentes variaciones de precio que una tarifa experimenta, y compararlas con las de la competencia. No olvide que las empresas hacen lo mismo, y por lo tanto no es raro ver que cuando una aerolínea decide bajar una determinada tarifa para promocionarla, al poco tiempo su competidor ha hecho lo mismo con la suya.
Además, puede incluso usted ampliar su búsqueda, incluyendo tantas alternativas como desee (por ejemplo, en lo que a itinerarios se refiere) y hasta añadir opcionales, como por ejemplo paquetes que incluyan hoteles, alquiler de autos, etc.

1.2 Rapidez.
Sin moverse de su lugar de trabajo, su oficina o su hogar, usted puede a último momento resolver un viaje imprevisto, tomando decisiones sobre la reserva o compra de su pasaje a través de un proceso que, habitualmente, no demandará más que algunos minutos de su tiempo.

1.3 Descuentos especiales.
Muchas veces las aerolíneas reservan algunas de sus mejores ofertas para ser promocionadas exclusivamente en sus propios sitios webs, como manera de generar un interés extra y como aliciente para que los usuarios se acostumbren a consultar esos sitios y familiarizarse con ellos, y asegurarse además el mantenimiento de un flujo constante de visitantes. También es el medio preferido por las aerolíneas para el lanzamiento de destinos nuevos o nuevos horarios de vuelos, los cuales suelen ser promocionados en una primera etapa a precios realmente convenientes.

1.4 Ofertas de último minuto.
Internet es sin dudas el sitio ideal para encontrar las "ofertas de último minuto". En el mundo del negocio de transporte de pasajeros existe una regla de oro: sólo hay una cosa peor que mantener un avión en tierra (donde no genera ingresos y experimenta costos fijos) y eso es tener un avión en vuelo con asientos vacíos (por cuanto a los costos fijos se le suman los costos operativos). Por lo tanto, las aerolíneas dedican sus mejores esfuerzos a llenar cuanto sea posible cada vuelo, y si antes de la partida existen asientos que no han podido venderse, no resulta extraño que los mismos sean ofrecidos en internet a último minuto a precios sensiblemente bajos.

1.5 Cupones, descuentos, y promociones.
Finalmente, debe tenerse presente que los sitios webs de las aerolíneas son el lugar por excelencia en donde usted podrá encontrar toda la información acerca de cupones, descuentos especiales y otras promociones por el estilo que la empresa tenga habilitadas.


2. Compras en una agencia de viaje.

Por su parte, la contratación con  una agencia de viajes o un agente especializado conlleva otras importantes ventajas.

2.1 Simplificación.
Las agencias de viaje resultan especialmente convenientes cuando de lo que se trata no es simplemente de comprar un billete de avión (es decir, un mero "pasaje aéreo"), sino que lo que se busca es organizar una viaje completo, en el sentido tradicional del término (por ejemplo, unas vacaciones). Cuanto más complicado sea el itinerario y más elementos a considerar existan, más útil se volverá la presencia de un experimentado agente de viajes. En muchos casos, pero sobre todo cuando no estamos familiarizados con el lugar al cual viajaremos y/o los medios de transporte, alojamientos y atracciones allí existentes, el consejo personalizado del profesional de la agencia de viajes puede volverse indispensable. No sólo él sabrá cómo manejar más eficientemente las alternativas que el pasajero ya ha evaluado, sino que incluso muy probablemente sabrá de la existencia de otras opciones acerca de las cuales el viajero quizás ni siquiera tuviese conocimiento. Ello puede resultar decisivo para que el viaje planeado resulte más placentero, pueda aprovecharse mejor el tiempo disponible y, probablemente, termine siendo también más económico.

2.2 La experiencia ajena.
Los agentes de viaje cuentan a su favor con una herramienta de asesoramiento muy importante, que es la experiencia previa que otros viajeros (o incluso ellos mismos) han tenido con respecto al lugar elegido para nuestro viaje, el medio de transporte a emplear, los hoteles y excursiones disponibles, etc. Es cierto que hoy en día esta información "de primera mano" también está disponible -hasta cierto punto- en internet, pero no siempre es fácil dar con ella, lo cual nos obliga a emprender una cuidadosa y a veces larga búsqueda online, o a la lectura de numerosos comentarios y posts en foros diversos, muchas veces sin saber si quien reporta está realmente siendo lo suficientemente objetivo, o si se trató de una mala (o buena) experiencia única y no repetida. El agente de viaje cuenta con el testimonio directo de numerosos clientes con respecto a los viajes que aconseja.

2.3 Ahorro de tiempo.
Hemos ya mencionado que una de las indudables ventajas de internet consiste en la rapidez para efectuar reservas y o compras de pasajes o paquetes turísticos. No obstante, ello no siempre resulta así. Una vez más, cuanto más complejo sea el itinerarios o el plan de viaje, mayor será nuestra necesidad de acudir a un agente de viajes.
Cuando existe la necesidad de efectuar combinaciones de transportes o conexiones múltiples, y cuando los horarios de los diferentes medios de transporte parecen irreconciliables, nuestro armado del trayecto por internet puede volverse engorroso, lento, y lo que es peor, sujeto a numerosos errores que nos pueden complicar las  tan anheladas vacaciones. Por cierto, no son pocos los casos de pasajeros que han ingresado por internet códigos equivocados de ciudades o aeropuertos,  o que han comprado pasajes sin advertir que los vuelos de conexión escogidos no brindaban tiempo suficiente como para hacer los trasbordos y cumplir con todas las formalidades administrativas y/o de aduanas y migraciones. El agente de viajes, por el contrario, no sólo está entrenado para lidiar con estos problemas, sino que además lo hace a diario como parte de su trabajo. Su experiencia en este campo resulta insustituible.

2.4 Una mirada alerta.
Aun al viajero más experimentado y atento se le pueden escapar detalles importantes, sobre todo cuando el viaje es resuelto a último momento o con cierta prisa. El agente de viajes, conocedor de esta realidad, está habituado a no dejar partir a sus clientes sin antes asegurarse de que no queden cabios sueltos, preocupándose por recordar al pasajero cuál es la documentación que debe llevar consigo (y a veces, hasta ocupándose de su tramitación), y tomando cuidado de que el viajero esté advertido de los requisitos sanitarios que puedan existir, de las normas vigentes sobre transporte de sustancias prohibidas, de las reglas que cada aerolínea aplica sobre equipaje, restricciones migratorias, cuestiones referidas al viaje con menores o mascotas, etc. Un agente de viajes calificado actúa casi como un detective, tratando de identificar de antemano los inconvenientes posibles a presentarse y preocupándose por evitarlos antes de que se presenten. Incluso cuando -pese a todos los cuidados- algo sale mal, es reconfortante saber que detrás de un reclamo o ante la necesidad de movilizar recursos ante una emergencia, el pasajero cuenta con una agencia de reconocida trayectoria y profesionalismo para asistirlo en todo cuanto sea posible.
Para ello, no olvide consultar con su cámara de turismo local o nacional, la IATA y/o demás organismos especializados y controladores de la actividad, para certificar la habilitación y competencia del agente o agencia escogido y, de ser posible, sumar a ello la opinión surgida de la experiencia de otros viajeros que hayan previamente contratado con ellos.

Como puede apreciarse, las ventajas comparativas que cada sistema presenta hacen que la opción por uno u otro deba estar determinada por:

a) La naturaleza del viaje mismo (si se trata sólo de la compra de un pasaje o de una estadía completa, y de la complejidad de ésta).
b) De los propios intereses del viajero, entre los cuales se cuentan las prioridades que él mismo haya establecido (ahorro de dinero, de tiempo, despreocupación por detalles, etc.).

La detenida evaluación de cada uno de los elementos mencionados en este artículo sin dudas ayudará a que la decisión sea lo más provechosa posible.

Boletín Informativo




 

 

Avisos

Encuestas

¿Cuál es su horario preferido para viajar?

Mañana - 25%
Mediodía - 25%
Tarde - 0%
Noche - 50%

Votos Totales: 8
The voting for this poll has ended el: 29 Ene 2010 - 01:25